22/05/2017 12:00:00 a. m.


El material particulado forma una mezcla compleja de materiales sólidos y líquidos suspendidos en el aire, que pueden variar significativamente en tamaño, forma y composición, dependiendo fundamentalmente de su origen. El tamaño del material particulado que oscila entre 0.0002 y 500 micrómetros (µm). En conjunto se designan como partículas suspendidas totales (PST). 

 

Origen

Las partículas se forman por procesos naturales como la polinización de las plantas e incendios forestales y por fuentes antropogénicas que abarca, desde la quema de combustibles hasta la fertilización de campos agrícolas. Las partículas pueden ser directamente emitidas de la fuente, como partículas primarias y pueden formarse partículas secundarias cuando reaccionan algunos gases en la atmósfera tales como: los óxidos de nitrógeno, los óxidos de azufre, el amoniaco, los compuestos orgánicos, etc.

Hace unos quince años su estudio y regulación ambiental se centraba en las partículas suspendidas totales (PST), las cuales son menores de 100 µm de diámetro aerodinámico. Posteriormente, la atención se centró en las partículas menores de 10 µm, y hasta hace apenas unos años en las partículas finas y ultrafinas, es decir, las menores a 2.5 y 1 µm, respectivamente. Así, las llamadas PM10 se pueden dividir, por su tamaño, en las fracciones gruesa, fina y ultrafina, siendo la fracción gruesa la compuesta por partículas cuyo diámetro aerodinámico se encuentra entre 2.5 y 10 µm (PM2.5-10 ); la fracción fina que incluye aquellas partículas con diámetro aerodinámico menor a 2.5 µm (PM2.5), y finalmente, la fracción ultrafina que incluye a las partículas menores de 1µm.

Entre más pequeñas sean las partículas pueden penetrar directamente hasta el interior de los pulmones con posibles efectos tóxicos debido a sus inherentes características fisicoquímicas.

El criterio para evaluar la calidad del aire con respecto a partículas menores de 2.5 micras (PM2.5) es el valor normado para la protección de la salud de la población en la norma: NOM-025-SSA1-1993; para PM10 en la norma NOM-025-SSA1-1993; y para PST en la norma NOM-024-SSA1-1993. 

 

Efectos sobre la salud

  • Las partículas mayores a 10 micrómetros son retenidas básicamente en las vías respiratorias superiores y eliminadas en su mayor parte por el sistema de limpieza natural del tracto respiratorio, por lo que no son consideradas significativamente dañinas para la salud, sin embargo la exposición continua a altas concentraciones puede causar irritación de garganta y mucosas.
  • Por su parte, las partículas menores a 10 micrómetros (fracción respirable) no son retenidas en las vías respiratorias superiores, cerca de un tercio penetra hasta los pulmones. Su efecto va a depender de su composición química, pero pueden producir irritación de las vías respiratorias, agravar el asma y favorecer las enfermedades cardiovasculares. Se relacionan con la enfermedad de los pulmones negros en mineros, silicosis y asbestosis.

En el corto plazo la contaminación por este tipo de partículas, puede causar el deterioro de la función respiratoria. En el largo plazo se asocia con el desarrollo de enfermedades crónicas, el cáncer o la muerte prematura. De acuerdo con estudios realizados en México, se estima que el riesgo de morir prematuramente se incrementa en 2% por cada incremento de 10 µg/m³ de PM10. La combinación de partículas suspendidas y óxidos de azufre tienen un efecto en la salud sinérgico.

Transparencia

Quejas y Denuncias
TELÉFONOS



Secretaría de Desarrollo Sustentable
(SEDESU)

 Blvd. Bernardo Quintana 204  Carretas.  Querétaro  76050

 Teléfono:  ( 442 ) 2116-800   

 Extensión: 2000

 http://sedesu.queretaro.gob.mx

 sedesu@queretaro.gob.mx

 https://twitter.com/sedesuqro

 https://www.facebook.com/SEDESUQro-587677171383894/