22/05/2017 12:00:00 a. m.


El dióxido de azufre es un compuesto producido durante la oxidación del azufre en presencia de oxígeno. El SO2 pertenece a la familia de los óxidos de azufre (SOX) que son gases incoloros que se forman al quemar azufre y tienden a disolverse fácilmente en agua. En soluciones acuosas, el dióxido de azufre forma ácidos e interactúa con otros gases y partículas en el aire y suelen formar sulfatos y otros productos que pueden ser peligrosos para el hombre y el medio ambiente.

El azufre se encuentra disponible en materias primas como el petróleo crudo, el carbón, en las menas de algunos minerales como el aluminio, cobre, zinc, hierro y plomo. Los SOX se forman cuando se queman combustibles que contienen azufre, tales como carbón o aceite, durante el proceso de refinamiento del petróleo para extraer gasolina o cuando los metales son extraídos de las menas.

 

Origen

El dióxido de azufre es emitido a la atmósfera por varias fuentes naturales. La actividad geotérmica libera grandes cantidades de dióxido de azufre, junto con pequeñas cantidades de trióxido de azufre, azufre elemental, sulfuro de hidrógeno y sulfatos en forma de partículas. Sin embargo, la mayor fuente natural es la oxidación del material orgánico que contiene azufre o la reducción del sulfuro de hidrógeno en condiciones anaerobias.

En ambientes urbanos el dióxido de azufre es generado por distintas fuentes antropogénicas. La principal proviene de la quema de combustibles sólidos como el carbón vegetal o combustibles derivados del petróleo. También se genera durante los procesos de refinación del petróleo, la producción de ácido sulfúrico y la fundición de minerales, particularmente de zinc, cobre y plomo lo producen.


El dióxido de azufre participa en la generación de lluvia ácida y en la formación de partículas, razón por la cual se dedican innumerables esfuerzos para reducir este contaminante del aire. Cuando el SO2 entra en la atmósfera puede oxidarse y formar trióxido de azufre (SO3) en presencia del radical hidroxilo OH. El SO3 se disuelve en agua para formar ácido sulfúrico (H2SO4).

El criterio para evaluar la calidad del aire con respecto al bióxido de azufre (SO2) en México es el valor normado para la protección de la salud de la población en la norma NOM-022-SSA1-2010.

 

Efectos sobre la salud

  • Causa broncoconstricción, bronquitis y traqueítis, también puede causar broncoespasmos en personas sensibles como los asmático.
  • Agrava enfermedades respiratorias y cardiovasculares existentes.
  • Produce irritación e inflamación aguda o crónica de las mucosas conjuntival y respiratoria.
  • Los grupos de población vulnerables al dióxido de azufre son los niños y adultos mayores, principalmente personas que padecen asma y enfermedades pulmonares crónicas como bronquitis y enfisema.
Transparencia

Quejas y Denuncias
TELÉFONOS



Secretaría de Desarrollo Sustentable
(SEDESU)

 Blvd. Bernardo Quintana 204  Carretas.  Querétaro  76050

 Teléfono:  ( 442 ) 2116-800   

 Extensión: 2000

 http://sedesu.queretaro.gob.mx

 sedesu@queretaro.gob.mx

 https://twitter.com/sedesuqro

 https://www.facebook.com/SEDESUQro-587677171383894/